10 de 2014: SINGLE MOTHERS (2014) de JUSTIN TOWNES EARLE

Después de un largo e injustificado período de inactividad, retomamos esta sección y lo hacemos comentando Single Mothers, el trabajo que Justin Townes Earle publicó el pasado año.

Reconozco que siento especial debilidad por este artista. Pura cuestión de feeling, de sensibilidad. Conecté con su música de inmediato, a la primera escucha. Aún así, creo que soy objetivo cuando afirmo que nos encontramos ante un trabajo sobresaliente. Un disco que roza la perfección. Una colección de canciones redonda en la que no sobra ni falta nada.

Justin-Townes-Earle-Single-MothersAbre fuego Worried Bout The Weather, elegante y delicada, con una pedal steel que me hace babear. Preciosa apertura. Su final enlaza perfectamente con el inicio del tema que titula el trabajo en acertada secuencia, Single Mothers no podría ir colocada en otro lugar. Mantiene el tono relajado del arranque pero sube la intensidad poco a poco, con la voz de Justin rompiéndose y la guitarra desperezándose. Guitarra que toma protagonismo definitivo en My Baby Drives. ¿Alguien dijo Fogerty? Carretera, polvo y sur.  La pedal steel vuelve a empaparlo todo con su bello sonido en Today And a Lonely Nigth, medio tiempo arrebatador. La cara A se cierra con la desoladora belleza de Picture In a Drawer, espartana en su estructura. La comedida y adecuada interpretación vocal de Justin encuentra sustento en la sobria guitarra y en la, una vez más, grandeza de Paul Niehaus en la steel.

JTEMenos reposada que la primera, la segunda cara se abre con Wanna Be a Stranger, maneras souleras en las guitarras y otra interpretación vocal de altura. White Gardenias es preciosa, de rojizo atardecer en el porche y trigo mecido por el viento. Lo sé, cursi y ñoño a más no poder, para acariciarme la cara con los nudillos, pero es lo que me sale. Vuelve a encandilarme la guitarra en Time Show Fools, envoltura rock para un tema en el que sigo saboreando ese poso soul que percibo en todo el disco. El de Nashville vuelve a quedarse en cueros en It´s Cold In This house. Austera, sencilla, intimista, perfecta. La banda regresa al completo para el acertado cierre, Burning Pictures. Como en toda la grabación, los músicos se lucen. Brillantes pero evitando innecesarias pirotecnias. Sobrios y precisos, Matt Pence, Mark Hedman, Paul Niehaus y el propio Earle, lo bordan, brindando un portentoso trabajo de sobrada elegancia.

El álbum se registró en los Quad Studios de Nashville junto con otros 10 temas, editados éstos a comienzos de este 2015 bajo el nombre de Absent Parents. Una monumental continuación de la que, antes o después, hablaremos en estas páginas y que completa un extraordinario doble lp (como tal fue concebido, pero sospecho que las reticencias de la discográfica obligaron al bueno de Justin a dividirlo en dos entregas) que, precisamente, poseo en formato vinilo con doble portada. Una gozada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s