10 de 2014: SHATTERED (2014) de REIGNING SOUND

reigning-sound-shatteredMás que inmersos ya en la segunda mitad de febrero, parece un poco tarde para glosar las numerosas virtudes del disco que hoy nos ocupa. Si uno se da una vuelta por la red, encontrará, sin demasiada dificultad, un buen montón de opiniones, más o menos autorizadas, acerca del último artefacto de la banda de ese hacedor de canciones sin igual que es Greg Cartwright. Asimismo, resulta la mar de sencillo encontrar información sobre el personaje y el grupo, por lo que me ahorraré antecedentes, datos biográficos o méritos curriculares, que en estos días, vaya usted a saber la razón, ando practicando con extremo interés aquello de la ley del mínimo esfuerzo. Baste decir que todos los elementos que caracterizan la música de Reigning Sound, todas esas influencias que conforman su entidad como banda, están presentes en estas canciones, si se quiere, de una forma más notable y ordenada que nunca.

Shattered es un regalo para los oídos. Once canciones en las que Cartwright demuestra –como si hiciera falta a estas alturas- su enorme talla como compositor, pero en las que, además, deja bien claro que es un fantástico cantante, algo que igual sí que conviene destacar, por si algún despistado aún sigue asociando su nombre a mis adorados Oblivians y sus orgías de ruido, furia y cachondeo, sin saber de sus andanzas con estos Reigning Sound, que se revelan más necesarios en mi actual dieta musical que cualquiera de las otras aventuras pasadas, presentes o futuras del bueno de Greg.

reigning-soundLas canciones; lo de siempre y más. Trallazos garage-rock como la inicial “North Cackalacky Girl”. Delicadas obras de orfebrería melódica como “If You Gotta Leave” o la final “I´m Trying (To Be the Man You Need)” con ese órgano más grande que la vida, que me tiene robado el corazón. Órgano y maltrato a la patata también en “Falling Rain”. Enorme, apoteósica, cojonuda. Mucho r&b, mucho soul, en este disco con una producción que le sienta de lujo. Todo muy de otra época, de un tiempo en que la música era 100% alma (la grabación en los estudios Daptone de Brooklyn tendrá algo de culpa). “Starting New” ilustra de manera inapelable lo anteriormente explicado. Sublime. “Baby, It´s Too Late” es una composición de Garland Hilton que no conocía y que en manos de Cartwright y los suyos se muestra retozona y ritmanblusera. “You Did Wrong” es otra joya de estribillo pegajoso y “Once More” es deliciosa, con acústicas y arreglos de cuerda, y una interpretación vocal de altura, que bonito todo, de verdad. “My, My” es favorita personal. Chulesca, provocadora. “In My Dreams” me hipnotiza. Ese órgano divino, una vez más, la forma de cantar de Greg, la batería que da cierto aire de épica nada impostada antes del atípico estribillo, la guitarra retadora. Me encanta. Y queda una. “Never Coming Home”, todo de punta. El ejemplo más exacto de emoción que se pueda dar. Mi preferida, aunque quedarse con una es tontería.

Concluyendo, Shattered es, posiblemente, mi disco favorito de los publicados en 2014. Entra a la primera, sí, pero en sucesivas escuchas va creciendo hasta hacerse gigante. Un bálsamo para el espíritu. Sentimientos a flor de piel y música de altos vuelos.

No acabo sin hablar de la banda, que se adapta a la perfección al modo en que Mr. Cartwright entiende su pasión. Experimentados y sólidos músicos que suenan potentes y sutiles, agresivos y delicados. Pero sobre todo, honestos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s